Nombre

Raza

Fecha de nacimiento


Nº Crotal

Fecha de sacrificio

País de engorde

Clasificación

Sobre Fisterra Bovine World

Somos y seremos grandes defensores de la cultura gallega y sus tradiciones, las valoramos y por ello pensamos que su tradición ganadera es digna de estudio, más incluso, de un homenaje. Por ello lanzamos este ambicioso proyecto, porque queremos obtener respuestas, porque queremos saber más de este mundo, queremos contribuir a su perpetuación. Fisterra Bovine World es un proyecto único, hecho desde el corazón y con un gran trabajo detrás. Durante 24 meses hermanaremos razas bovinas de todo el mundo, con la máxima pureza y una edad semejante en una finca gallega, contribuiremos a su crecimiento y definiremos parámetros objetivos enfrentándolas a la misma alimentación y el mismo entorno de vida. Trece razas bovinas distintas con morfologías diferentes alimentadas y criadas bajo el sistema ganadero gallego, usando alimentación propia de la zona basada en maiz autóctono del país y pastos cercanos al mar. Logicamente no están todas las razas cárnicas del mundo, pero hemos seleccionado una muestra representativa del más alto nivel para su estudio y comparativa con la raza Rubia Gallega. Razas que por su buena adaptación, morfología, rendimiento creemos van a ofrecer una alta calidad en su carne. Las trece razas son: Angus Aberdeen, Wagyu, Simmental, Galloway, Hereford, Dexter, Highland, Cachena, Limiá, Sayaguesa, Maronesa, Frisona y, por supuesto, la Rubia Gallega, de cual hemos optado por incluir vaca y buey. El entorno forma parte fundamental del buen desarrollo de los animales. Galicia es uno de esos lugares privilegiados en el mundo donde los vegetales, los animales y los alimentos procesados derivados de éstos se expresan extraordinariamente. Y dentro del entorno el aspecto más reseñable es la alimentación. Camino de Santiago En el Concello de Ames se encuentra la aldea de Trasmonte, lugar donde se ubica el magnífico establo que acogerá nuestro ganado. Una finca rural típicamente gallega rodeada de pinos y carballos autóctonos, pastos naturales y situada en las proximidades de Santiago de Compostela. A escasos 20 kilómetros de la costa es lugar de paso del Camino de Finisterre (Fisterra) a su vez extensión del Camino de Santiago. Este camino es elegido por los peregrinos por su indudable belleza para culminar su experiencia y alcanzar el punto más occidental de la Europa continental, lugar de gran simbolismo y vinculación jacobea donde antaño se situaba el fin del mundo conocido y que da nombre al proyecto: “Fisterra Bovine World”. Muy próximo a la explotación también se encuentra uno de los lugares más bellos de esta parte de Galicia, la aldea de Ponte Maceira, con su precioso puente de origen romano (ahora se conserva su estructura medieval del siglo XIII) sobre las aguas del río Tambre y los molinos de agua donde se molían los granos de maíz.